Violencia Intrafamiliar

Constituye todo maltrato que afecte la vida o la integridad física o síquica de uno de los cónyuges o ex cónyuges, pareja o ex pareja de hecho, padres de hijos en común o integrantes de un grupo familiar.

Para entender cuándo podemos emprender una demanda por violencia intrafamiliar, podemos separar la violencia en dos ámbitos, violencia en la pareja o violencia entre los integrantes de una familia.

Para que sea posible demandar por violencia intrafamiliar en la pareja no es necesario estar casados, sino que basta con que exista o haya existido con anterioridad una relación de convivencia o que tengan hijos en común, en este último caso no importando que exista o haya existido dicha convivencia.

La violencia intrafamiliar entre integrantes de un grupo familiar puede darse entre hermanos/as, padres, abuelos/as, hijos/as, nietos/as, tíos/as, primos/as, sobrinos/as y menores de edad, adultos mayores o discapacitados que se encuentre bajo el cuidado o dependencia de cualquiera de los integrantes del grupo familiar, no importando en estos últimos el vínculo de consanguinidad. En el caso de los parientes por consanguinidad no es necesario que exista convivencia.

Al interponer una demanda por violencia intrafamiliar se solicitarán medidas cautelares para proteger a la persona agredida, las que dependiendo de la gravedad de los hechos serán concedidas de inmediato por el tribunal de familia con el objeto de procurar la protección de quién las solicita.

En caso de existir convivencia actual, la más recurrente de estas medidas es la salida inmediata del ofensor del hogar común a la cual se suma la prohibición de acercarse a la víctima, de modo que la demanda será notificada al ofensor por personal de carabineros quienes se asegurarán que éste o esta abandone de forma inmediata el hogar y advertirlo/a de la prohibición de acercarse a la víctima en cualquier lugar en el que se encuentre.

En el caso de no existir convivencia se decretará la prohibición de acercarse a la víctima, con el objeto de evitar represalias.

Cabe señalar respecto a este tema, que el único organismo que otorga asesoría a las víctimas de violencia intrafamiliar es SERNAM, pero sólo en casos de violencia hacia la mujer en la pareja, quedando excluidos el resto de los casos.

Por otra parte, dicho servicio cuenta con centros de atención a la mujer gratuitos de diversas comunas del país, concentrando su presencia en Santiago en las comunas de menores recursos. De modo que no existe este servicio en las comunas ubicadas en el sector oriente.

En este tipo de casos juiciofamilia.cl comprende perfectamente la complejidad de estos dos últimos tema y entendemos que se trata de un problema transversal que puede ocurrir en todos los sectores de la sociedad, sin distinción de clases, origen, edad, raza o sexo, pese a que la violencia es un tema que afecta mayoritariamente a mujeres, niños y niñas. Por ello es que te ofrecemos una atención individual, confidencial y especializada para ello.

Contamos con un equipo multidisplinario con una vasta experiencia en el sector público, profesionales especializadas/os en derechos humanos, violencia de género, infancia y adolescencia.

Contacta a nuestros abogados de familia en los telefonos

O bien completa el formulario y consulta sin costo. Podemos ayudarte con tu problema de Violencia Intrafamiliar